¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?
    ORIENTACIÓN EDUCATIVA  | 4 MIN DE LECTURA

    5 cosas que debes tener en cuenta antes de elegir una carrera

    Picture of Blog UEMC
    Escrito por:
    Blog UEMC
    Una chica joven con un portátil tumbada en una alfombra con cara pensativa

    Si estás leyendo esto posiblemente estés terminando bachillerato, un grado superior o simplemente quieres retomar tus estudios y matricularte en un grado o carrera universitaria. En cualquiera de estos casos te estarás haciendo la misma pregunta: ¿qué grado estudiar? Si te atormenta esta gran duda y no sabes ni por dónde empezar, no te preocupes, desde el blog de la Universidad Europea Miguel de Cervantes vamos a darte 5 consejos que tienes que tener en cuenta a la hora elegir una carrera.

    1. Conoce tus aptitudes

    Lo principal a la hora de escoger un grado es conocerte a ti mismo. Repasa qué asignaturas se te dan mejor y peor, cuáles te gustaban más en bachillerato o simplemente ten en cuenta la rama de conocimiento por la que accedes a la universidad. ¡Pero ojo! esto último tampoco debe de ser determinante ya que cada centro tiene sus propios criterios de admisión.

    Una buena forma de conocerte a ti mismo es realizar un análisis DAFO. Coge un boli y papel y dibuja una tabla con forma de cruz (debilidades y amenazas arriba, fortalezas y oportunidades abajo). Si lo haces correctamente verás cuáles son tus debilidades y cuáles tus puntos fuertes.

    También puedes optar por realizar un test de orientación profesional que te ayudará a descubrir cosas de ti mismo en las que no habías reparado. Eso sí, sea cuál sea el resultado no olvides recurrir a un profesional. En tu colegio o instituto tienes a tu disposición a un orientador educativo que te ayudará a descubrir carreras que no te habías planteado y que pueden encajar en tu perfil.

    Young creative business people at office

    2. La vocación es fundamental pero no determinante

    Por otro lado, es importante saber qué es lo que te gusta hacer o qué es lo que se te da bien y si te quieres dedicar a algo relacionado con esas habilidades. También puedes hacer una lista con tus hobbies y después relacionarlo con alguna profesión.

    Investiga los planes de estudio de cada carrera, su duración, las asignaturas o su dificultad. Una buena forma de conocer a fondo una titulación, es consultar las guías docentes de cada una de las asignaturas; haz una lista con lo que más y menos te gusta de cada una de ellas. De esta forma podrás hacer una elección más acertada.

    Pero también tienes que ser realista y pensar en el futuro. Por desgracia existen titulaciones que cada vez son menos demandadas por la sociedad mientras que otras carreras universitarias como Administración y Dirección de Empresas, Medicina, Odontología, Farmacia, FisioterapiaIngeniería Informática o Ingeniería de Organización Industrial ocupan los primeros puestos en cuanto a salidas profesionales.

    3. Piensa en lo que quieres hacer

    No sólo tienes que pensar en la vocación o las posibilidades de encontrar rápidamente un trabajo a la hora de escoger una carrera. Cierra los ojos e imagínate trabajando dentro de unos años. ¿Te gusta lo que ves?

    Y es que una cosa es estudiar y otra muy distinta ejercer la profesión, es decir, si eres una persona propensa a marearte al ver sangre, tal vez no sea buena idea estudiar Medicina. Tienes que tener en cuenta que trabajar es la actividad que consume más tiempo en la vida de una persona.

    qué-carrera-grado-estudiar

    No obstante, es importante que conozcas cuáles son las salidas laborales de los diferentes grados. Por ejemplo, un graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte puede ser gerente de un centro deportivo o profesor de educación secundaria. Es importante informarse de todas las profesiones que existen relacionadas con tu abanico de intereses y no olvides que, continuamente, surgen nuevos puestos de trabajo relacionado con el avance tecnológico o el envejecimiento de la población.

    Y por supuesto no te dejes guiar por las modas o por lo que dicen tus amigos. Contacta con estudiantes o con profesionales en ejercicio, nadie como estos para hablarte claro sobre lo que te vas a encontrar no sólo en el aula sino también en tu futuro laboral.

    CONSULTA TODA LA OFERTA ACADÉMICA DE LA UEMC

    4. La temible nota de corte

    Si ya sabemos qué grado universitario cursar, enhorabuena, has conseguido resolver una de las mayores dudas a la que se enfrenta el ser humano a lo largo de su vida. Sin embargo, por desgracia el trabajo no termina aquí. La calificación que saquemos en la EBAU nos puede dejar fuera de nuestra titulación preferida, especialmente en las carreras con notas de corte más altas como Medicina, Fisioterapia, Odontología o Psicología.

    No obstante, existen universidad privadas en España con distintos criterios de acceso en los que no se tiene en cuenta la nota de corte (siempre y cuando tengamos la EBAU superada), ya sea a través de una prueba de acceso o simplemente por riguroso orden de inscripción.

    5. Elige tu universidad:

    Ya sólo nos queda decidir en qué universidad pasaremos nuestros próximos cuatro o cinco años dependiendo de la titulación. La elección de universidad es una decisión muy importante, ya que los costes de una residencia, piso o simplemente el vivir día a día pueden ser muy diferentes de una ciudad a otra. Municipios como Barcelona, San Sebastián o Madrid tienen un alto coste de vida y nos puede suponer un desembolso extra que muchas familias no pueden asumir. Sin embargo, existen ciudades medias y con gran tradición universitaria como Valladolid o Salamanca, en la que tanto por precio, seguridad o comunicaciones pueden ser un lugar ideal en la que realizar nuestros estudios de ensueño.

    También te recomendamos que acudas al centro en el que se imparte tu titulación, ya que no hay nada como comprobar en persona las instalaciones, el ambiente o incluso intenta hablar con algún docente. La mayoría de las universidades suele organizar jornadas de puertas abiertas, lo que resultar ser un momento perfecto para visitar el campus, conocer a los profesores o incluso tus futuros compañeros; y así poder hacerte tu propia idea.

    Jornada-puertas-abiertas-uemc

    Algunas instituciones van un paso más allá y organizan ese día talleres prácticos en los que, además de realizar algunas actividades, podrás comprobar si la carrera que te interesa es la decisión más adecuada o si se asemeja a lo que te habías imaginado.

    5+1. Y ten puesto un ojo en el mercado internacional…

    Como ‘bonus track’ recuerda que en el siglo XXI la importancia de los idiomas es fundamental. Escoge una universidad adherida a un programa de movilidad internacional que te permita realizar un curso en el extranjero o que tenga un buen departamento de idiomas.

    Además, algunos centros ofertan la posibilidad de cursar un doble grado internacional, con lo que puedes obtener dos titulaciones oficiales, una en España y otra en un tercer país en el que estudiarás entre uno y dos cursos. Sé valiente, échate la mochila a la espalda y enséñale al mundo de qué pasta estás hecho.

    DESCUBRE LOS DOBLES GRADOS INTERNACIONALES DE LA UEMC

    Si después de todos estos consejos aún te surgen dudas, los departamentos de Admisiones de las universidades estarán más que encantados de escucharte y de resolver todas tus preguntas. Y no lo dejes para mañana, hazlo hoy mismo, tu futuro depende en gran parte de ello.

    Publicado el 19 de diciembre del 2019 - Actualizado el 10 de marzo del 2020
    Categorías: ORIENTACIÓN EDUCATIVA

    ¿Te ha gustado el artículo?
    No se te olvide compartir en redes sociales

    Suscríbete a nuestro blog