¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?

    La impresión 3D al servicio de la ingeniería

    Picture of Laura Sordo Ibáñez
    Escrito por:
    Laura Sordo Ibáñez
    Profesora del grado en Arquitectura Técnica
    Una joven ingeniera Aprende a pronunciar manipula una impresora 3D

    Desde el punto de vista de la ingeniería y del mundo empresarial, la innovación se convierte en la herramienta imprescindible para garantizar la supervivencia de las organizaciones, independientemente de si son grandes o pequeñas empresas.

    Ante un mundo que avanza a un ritmo vertiginoso, es fundamental estar abiertos a los cambios y poner a prueba nuestra propia capacidad de adaptación en un escenario en constante evolución. De este modo, la creatividad es esencial para la profesión de ingeniería y su formación como competencia básica debe ser estimulada.

    Como veremos, el graduado en Ingeniería de Organización Industrial debe de ser un profesional capaz de utilizar recursos creativos e innovadores que den solución a los retos de la Industria 4.0 y la digitalización de procesos.

    [POST] ¿Qué es la Ingeniería de Organización Industrial?

    En este contexto, uno de los sistemas que va a contribuir al desarrollo profesional es la Fabricación Aditiva FFF (Fusion Filament Fabrication), más conocida como impresión 3D.

    En la actualidad esta tecnología se encuentra en pleno desarrollo mostrando su gran potencial de utilización en la industria debido, entre otros factores, a la múltiple oferta de materiales disponibles y que hacen posible una selección específica para cada aplicación.

    La impresión 3D presenta una serie de ventajas que las empresas han sabido aprovechar, sobre todo dirigidas a optimizar el diseño de productos o componentes. Veamos algunos ejemplos de cómo la impresión 3D puede estar al servicio de la ingeniería

    Replica de una pieza industrial realizada gracias a la impresión 3D

    1. Reducción de costes y tiempos de producción

    La gestión empresarial debe orientarse a mejorar la competitividad y productividad del negocio, lo que supone, entre otros muchos aspectos, tener un control sobre el gasto y la eficencia del sistema.

    En este sentido, la fabricación por impresión 3D ofrece mayor versatilidad que otras tecnologías pues es capaz de crear y verificar geometrías complejas de una forma sencilla y en un tiempo menor que la fabricación convencional.

    2. Creación rápida de prototipos

    Frente a un mercado tan competitivo como el actual, que exige cumplir con unos objetivos de comercialización agresivos, el trabajo del ingeniero por encontrar un diseño válido se verá enormemente reducido si tiene la posibilidad de verificar los modelos y probar los conceptos de una forma rápida, tal como se obtienen por impresión 3D. Es una herramienta que facilita al profesional la toma de decisiones.

    [POST] LAS IMPRESORAS 3D AL SERVICIO DE LA ARQUITECTURA

    3. Ingeniería inversa

    ¿Cómo conseguir un modelo CAD (diseño asistido por computadora) si no disponemos de datos de diseño? En la digitalización con un escáner 3D encontramos la solución, propiciando la creación de un archivo informático editable que permita su modificación, rediseño y fabricación. Mediante impresión 3D obtendremos una fiel reproducción del componente para realizar pruebas y mejoras en el modelo, reduciendo costes y tiempos de producción.

    4. Menor consumos de recursos y sostenibilidad

    Los diseñadores tienen, por medio de la impresión 3D, la libertad de probar el desarrollo de nuevos productos antes de llevar a cabo una inversión a gran escala, lo que se traduce en un uso más eficiente de los recursos y la mejora en la cadena de producción.

    Un aspecto a considerar es el importante ahorro de material debido al poco desperdicio que se ocasiona, en comparación con el uso de otras tecnologías como el mecanizado. Los procesos de impresión 3D sólo emplean el material necesario y se puede utilizar tanto para reducir el impacto ambiental como para controlar el ciclo de vida del producto (lo que se conoce como Product Lifecycle Management, PLM).

    Una muestra de distintas piezas industriales fabricadas con una impresora 3D

    Un ejemplo en el que la impresión 3D, dentro del ámbito industrial, puede contribuir a la sostenibilidad lo podemos encontrar en la creación de diseños óptimos que ayuden a reducir el consumo de combustible en sectores como el aeronáutico o automoción.

    La fabricación aditiva contribuye a una mayor variedad y personalización de los productos, a captar las necesidades de los clientes y, en definitiva, a un mejor posicionamiento de nuestro negocio. El emprendimiento, la creatividad y la innovación se consideran competencias básicas para la adaptación a los cambios socio-económicos del siglo XXI y las nuevas tecnologías son valiosas herramientas que el Ingeniero de Organización Industrial tiene a su disposición para afrontar los desafíos profesionales.

    Nueva llamada a la acción

    Publicado el 24 de noviembre del 2020 - Actualizado el 24 de noviembre del 2020

    ¿Te ha gustado el artículo?
    No se te olvide compartir en redes sociales

    Suscríbete a nuestro blog