¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?
    CAFD  | 5 MIN DE LECTURA

    Ocio familiar: planes diferentes para un verano pos-COVID

    Picture of Ana Hernández Gándara
    Escrito por:
    Ana Hernández Gándara
    Profesora del grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte
    Un niño con mascarilla de dinosaurios juega en un parque durante este verano.

    La situación pos-COVID en la que nos encontramos en este inicio de verano sitúa a muchas familias en un vaivén entre la precaución, siguiendo las recomendaciones de las autoridades, y la incertidumbre veraniega, con escapadas cortas de turismo por los alrededores.

    Cuatro meses después de que se decretara el estado de alarma, los más pequeños siguen siendo el grupo de población más olvidado. Un reciente estudio demuestra que la cuarentena ha impactado considerablemente en los niños y niñas de España e Italia llegándose a detectar signos como dificultad para concentrarse (76,6%), irritabilidad (39%), inquietud (38,8%), nerviosismo (38%), sentimientos de soledad (31,3%), preocupaciones (30,1%).

    Estos signos estaban relacionados con la reducción de actividad física y el aumento de horas delante de una pantalla. Hábitos que desde hace décadas se relacionan con trastornos como la obesidad, la hiperactividad, algunas formas de déficit de atención  y de autismo (tomado de la carta abierta realizada por la experta Heike Freire a responsables políticos, educativos y de la salud).

    niños-confinamiento-casa

    Necesitamos “dar la vuelta a la tortilla” y apostar por planes familiares de desarrollo activo y saludable de los más pequeños alejadas de las pantallas.  Por esa razón, Ana Hernández Gándara, profesora del grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Europea Miguel de Cervantes, ha preparado algunos planes diferentes para un verano pos-COVID

    1. ¡Mueve tu barrio!

    Muchas familias se han tenido que adaptar durante la desescalada al plan lúdico de emergencia de “sacar el mayor partido” posible a los espacios públicos de las ciudades.

    Llenar las calles de juego y movimiento es el principal objetivo del proyecto 'Vamos de paseo' coordinado por Pablo Sotoca y Gloria Herrero.

    Este movimiento colaborativo surgió en Twitter bajo el hashtag #loquenosmueve el día 22 de abril de 2020, tras el anuncio del Gobierno sobre la salida inicial de los niños y niñas del confinamiento. En cuestión de horas, gracias a la aportación de diferentes personas, no solo del ámbito de la Educación Física, el documento se fue enriqueciendo y convirtiendo en una lista de propuestas lúdicas que podría no tener fin.

    tizas-colores-pavimento

    A día de hoy ya se ha extendido por diferentes puntos de España y muchas familias, escuelas e instituciones lo han llevado a la acción.

    Puedes consultar el documento aquí con diferentes propuestas organizadas en categorías como: movimiento en tus calles, hackear el espacio sin objetos, comunícate con el mundo o sentir el presente. También puedes imprimir los poster y pegarlos en tu portal o en un parque cercano.

    Un plan interesante para “lavar la cara” a las ciudades, y convertirlas en lugares activos, saludables y habitables para los niños y niñas.

    2. Redescubre la naturaleza

    Si ya hemos aprovechado para hacer alguna excursión a la naturaleza, habremos visto que está más salvaje que nunca. Esta alternativa puede ser un buen plan familiar para este verano. Y no solamente por las opciones que ésta nos brinda.

    Fernando Valladares, ecólogo investigador en el grupo Ecología y Cambio Global del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC), asegura que la mejor vacuna contra cualquier virus es la preservación de la naturaleza. Ya que la biodiversidad de los ecosistemas sanos  tiende a equilibrar la cargas víricas entre las distintas especies. Las  que tienen mayor resistencia bloquean o reducen la transmisión de enfermedades infecciosas,  lo que permite atenuar el número de contagios.

    niños-naturaleza-verano-2020

    Además de la salud física, una reciente revisión multidisciplinar realizada por Howard Frumkin y otros investigadores en 2017 relaciona el contacto con la naturaleza,  la salud psicoemocional y el bienestar con beneficios como la reducción del estrés, la ansiedad y depresión, así como una mayor felicidad, bienestar y satisfacción con la vida.

    Una buena opción para jugar en familia y al mismo tiempo respetar la naturaleza es la propuesta creada por el colectivo Couscusin*s llamado LAND ART. El juego para crear arte en la naturaleza. Land Art es un movimiento artístico que se sirve de los elementos de la naturaleza: hojas, agua, tierra, piedras… para crear obras de arte jugando con los materiales, las formas, las texturas y los colores. Esta propuesta jugada está formada por una bajara de 64 cartas unidas repartidas en 4 categorías: Materia, Forma, Acción y Jugar con. El juego consiste en sacar entre dos y cuatro conceptos/palabras al azar de los presentados en cada categoría y crear tu intervención artística combinándolos. Por ejemplo, que te han salido: “hojas”, “juntar” “sombra” y “círculo”. Tendrás que crear tu obra haciendo círculos juntando hojas, haciendo sombras con hojas en un círculo, juntando círculos con hojas en una sombra… o la combinación que se te ocurra.

    3. Juegos para transformar el mundo

    Si sois de más silla y menos zapatilla, podéis cambiar las pantallas por los juegos de mesa. La vida familiar juega un papel muy importante para ayudar a aprender a adaptarse a este mundo que está en constante cambio.

    juego-mesa

    Es por ello, que la página de las Naciones Unidas, a través del marco de la Agenda 2030, ofrece una serie de juegos de mesa, acciones, cuentos y otros materiales divertidos e interesantes para aprender sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y así contribuir para tomar medidas y hacer realidad los objetivos (Accede aquí a los materiales).

    4. Otras propuestas interesantes:

    Juego cooperativo '¿Extinción?' La cuenta atrás ya ha comenzado…' desarrollado por InteRed. Para evitar la extinción masiva en la Tierra, el grupo tendrá que trabajar de forma cooperativa para conseguir la clave correcta que lleva a la respuesta para sostener la vida y encontrar el código de la llave que abre la puerta de la habitación. Recomendado para grupos (mínimo 6 personas) y de edades a partir de 11 años.

    ESTUDIA CIENCIAS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA Y DEL DEPORTE EN VALLADOLID

    'Yo no desperdicio', es un juego sobre el desperdicio de alimentos, consumo responsable y sostenibilidad. A partir de 8 años.

    'Planetar': descubre, conoce y explica el medio ambiente y las consecuencias de las acciones del ser humano. A partir de 10 años.

    'Sostener la vida' interesante juego para saber más sobre el cambio climático a través de audiovisuales organizados en forma de juego. A partir de 12 años.

    Nueva llamada a la acción

     

    Publicado el 28 de julio del 2020 - Actualizado el 5 de octubre del 2020
    Categorías: CAFD

    ¿Te ha gustado el artículo?
    No se te olvide compartir en redes sociales

    Suscríbete a nuestro blog