¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?
    TERAPIA OCUPACIONAL  | 4 MIN DE LECTURA

    El terapeuta ocupacional y los trastornos de la alimentación

    Picture of Alicia de la Cal Herrera
    Escrito por:
    Alicia de la Cal Herrera
    Profesora del grado en Terapia Ocupacional
    Una manzana mordida delante de un espejo en el que el reflejo muestra una manzana entera como un simbolismo sobre lo que significan los trastornos de la alimentación.

    Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), también llamados trastornos de la alimentación, son enfermedades caracterizadas por una alteración en el comportamiento alimenticio normal del sujeto, es decir, se produce una distorsión de la propia persona sobre su imagen corporal. Dentro de los TCA encontramos la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

    La anorexia nerviosa es una “restricción de la ingesta energética en relación con las necesidades, que conduce a un peso corporal significativamente bajo con relación a la edad, el sexo, el curso del desarrollo y la salud física”. Esto significa que el paciente desarrolla un miedo a ganar peso o engordar,  y produciéndose una alteración en la forma en que uno mismo percibe su propio peso o constitución.

    Otro trastorno de la alimentación es la bulimia nerviosa por su parte son “episodios recurrentes de atracones” y “comportamientos compensatorios inapropiados”, recurrentes para evitar el aumento de peso, como el vómito auto provocado, el uso incorrecto de laxantes, diuréticos u otros medicamentos, el ayuno o el ejercicio excesivo. Los atracones y los comportamientos compensatorios inapropiados se producen, de promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses.

    pies-femeninos-en-bascula

    El trastorno por atracón hace referencia a “episodios recurrentes de atracones”. Un episodio de atracón se caracteriza por los dos hechos siguientes:

    • Ingestión, en un periodo determinado (p. ej., dentro de un período cualquiera de dos horas), de una cantidad de alimentos que es claramente superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período similar en circunstancias parecidas.
    • Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio (p. ej., sensación de que no se puede dejar de comer o controlar lo que se ingiere o la cantidad de lo que se ingiere).

    Los episodios de atracones se asocian a tres (o más) de los hechos siguientes:

    • Comer mucho más rápido de lo normal.
    • Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
    • Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre físicamente.
    • Comer solo debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere.
    • Sentirse luego a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado.

    Los atracones se producen, de promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses.

    CONOCE EL GRADO EN TERAPIA OCUPACIONAL DE LA UEMC

    El origen de estos trastornos de la alimentación tiene su origen en una interacción multifactorial entre el factor genético, los entornos poco favorables de la persona y los comentarios de los medios de comunicación o del entorno que ensalzan la delgadez.

    A medida en que se va desarrollando estos trastornos de la alimentación las personas que los padecen van aislándose de su entorno y la participación en actividades significativas se disminuye. La baja autoestima, el rechazo a su imagen corporal, la búsqueda de la perfección de forma excesiva, un núcleo familiar no favorable, la influencia de las opiniones externas o el papel que juegan los medios de comunicación, los cuales resaltan un prototipo de cuerpo excesivamente delgado, tiene una repercusión negativa y repercute en sus ocupaciones diarias.

    En base a estas características, el terapeuta ocupacional constituye una parte fundamental en la rehabilitación de estas patologías. Su intervención se basa en analizar el desequilibrio que se produce en las diferentes áreas de desempeño y reestableciendo un equilibrio ocupacional en la realización de actividades de su vida cotidiana, favoreciendo las relaciones sociales y la participación en la comunidad.

    La intervención se basara en diferentes áreas ocupacionales como pueden ser:

    1- Actividades de la vida diaria:  autocuidado, arreglo personal, imagen corporal...

    2- Actividades instrumentales: realización de compras en el supermercado, elaboración y preparación de menús, cocinar, realización de compras de ropa...

    3- Actividades de participación social:

    • Actividades de ejercicio físico: las actividades de ejercicio físico como pueden ser el yoga el pilates, ayudaran a la persona y eliminar frustraciones, no se trata de realizar actividades físicas para la perdida de peso, sino para fomentar un bienestar físico, social y mental, gracias a la realización de las mismas.
    • Sesiones de baile, actividades de expresión corporal: ayudan a eliminar el estrés generado por la frustración de la ingesta de alimentos y la reeducación alimentaria. También ayudaran a favorecer las relaciones sociales y evitaran el aislamiento, así como los pensamientos rumiantes sobre su peso corporal.
    • Arte terapia: ofrece la oportunidad de sacar los miedos y emociones utilizando el dibujo, la cerámica, y otras artes plásticas.

    [POST] QUÉ ES TERAPIA OCUPACIONAL, PARA QUÉ SIRVE Y DÓNDE SE ESTUDIA

    De esta manera, los terapeutas ayudamos a crear nuevos hábitos, rutinas y roles que permitirán a la persona a reequilibrar sus ocupaciones a través de actividades significativas, ya que puede crear una atmosfera de apoyo y afecto en la que estos pacientes consiguen explorar sus emociones y fomentar una autopercepción positiva.

    Además de tratar con pacientes con algún tipo de trastorno de la alimentación, el graduado en Terapia Ocupacional se encarga de ayudar a personas con muchas otras patologías para que estas obtengan la máxima autonomía posible. Si quieres saber más acerca de esta fascinante titulación puedes ponerte en contacto con nosotros en este enlace o llamando al 983 00 1000.

    Nueva llamada a la acción

    Publicado el 27 de octubre del 2020 - Actualizado el 27 de octubre del 2020
    Categorías: TERAPIA OCUPACIONAL

    ¿Te ha gustado el artículo?
    No se te olvide compartir en redes sociales

    Suscríbete a nuestro blog