¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?
TERAPIA OCUPACIONAL  | 4 MIN DE LECTURA

¿Qué es la justicia ocupacional?

Picture of Blog UEMC
Escrito por:
Blog UEMC

El lema del Día Mundial de la Terapia Ocupacional, promulgado por la Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales en este año 2022, es 'Oportunidades + Elección = Justicia'. Y es que lo primero que debemos considerar es que, si no hay oportunidades de elección reales para las personas, la elección no será posible o será ilusoria.

El Marco de Trabajo para la Práctica de Terapia Ocupacional de la Asociación Americana de Terapia Ocupacional define el concepto de justicia ocupacional como el reconocimiento de los derechos en la participación de las actividades importantes para la persona (ocupaciones) en la sociedad, independientemente de su edad, capacidad, género, clase social u otras circunstancias; lo cual permite que las personas accedan y participen en aquellas ocupaciones que desean y satisfagan así las necesidades personales, de salud y sociales que puedan tener.

Esta concepción sigue la línea de la Organización Mundial de la Salud, quien enfatiza que la salud puede verse afectada por la incapacidad para realizar actividades importantes para la persona debido no solo a problemas en las estructuras y funciones corporales, sino también por problemas contextuales o sociales.

Creatividad del Día Mundial de la Terapia Ocupacional 2022 con el lema oportunidad + Elección = JusticiaLas personas necesitamos libertad para realizar ocupaciones, lo que conocemos como justicia ocupacional, es decir, actividades que consideramos importantes. Por ejemplo, las personas mayores que viven en centros pueden tener muy pocas oportunidades de elección, lo cual se puede ver reflejado en cuestiones como no poder decidir qué ropa se ponen, qué comer, si duermen siesta o no, o en qué actividades participan. O se les da elegir de una forma muy dirigida entre un número muy limitado de opciones, haciendo que no haya un verdadero proceso de elección. Todo esto los puede llevar a sentir que no tienen control sobre sus vidas, lo cual repercutirá negativamente sobre su salud mental.

También hay que considerar que las actividades en las que se implican las personas sean realmente importantes para ellas, que enriquezcan su vida, algo que tendrá un impacto positivo en su salud mental. Así como, que haya un equilibrio entre el tiempo que destinan a cada área de su vida sin caer en la presión social de la sobreocupación o la subocupación, dependiendo de la población a la que nos refiramos. Así, las personas mayores en entorno rural, por ejemplo, pueden tender a la subocupación por la escasa oferta de ocupaciones a las que tienen acceso.

De igual modo, si nos referimos a personas con discapacidad intelectual, esta falta de justicia ocupacional también se traduce en problemas relacionados con la libertad de elección, como es la imposibilidad de acceder a un nivel de estudios determinado o a un puesto de trabajo concreto debido a barreras actitudinales o a la falta de legislación sobre accesibilidad cognitiva.

Un joven con discapacidad en silla de ruedas mantiene una videoconferencia en su portátil.Además, la escasa adaptación de la información puede suponer una barrera a la hora de poder utilizar un transporte público, acceder a un servicio médico, a un museo, a un concierto, etc., no permitiéndose la elección de estas ocupaciones para determinadas personas. La imposibilidad de acceder al transporte público, por ejemplo, podría suponer el rechazo de una oferta de empleo por incompatibilidad, o la imposibilidad de visitar a un profesional de la salud para una revisión concreta, limitando así la participación de la propia persona.

En relación con las personas que padecen algún problema de salud mental, o se encuentran en una situación de exclusión social, viven estigmatizadas por una sociedad que impide su participación en la comunidad, restringiendo sus ocupaciones debido a la presencia de la propia enfermedad o de alguna condición como la etnia o el grupo social al que pertenecen, o la falta de recursos económicos. Estos factores imposibilitan el acceso a un trabajo, a una vivienda o al disfrute de su tiempo libre, sin tener en cuenta las capacidades de las personas, centrándose tan solo en sus limitaciones.

Las situaciones derivadas de la ausencia de justicia ocupacional puede darse en cualquier momento del ciclo vital y por cualquier motivo, pero un momento especialmente relevante es la infancia. Las edades más tempranas son el momento de mayor plasticidad cerebral, aunque es fundamental que el niño pueda explorar su cuerpo y el entorno. Esto se produce principalmente a través del juego y, según van creciendo, a través del sistema educativo y de la interacción con iguales.

[POST] ¿QUÉ ES LA TERAPIA OCUPACIONAL PARA NIÑOS?

Si el niño no tiene posibilidad de experimentar a través del juego, perderá posibilidades de desarrollo y esto afectará a su posterior autonomía en otras ocupaciones. En ocasiones, los niños no tienen esa habilidad por sí mismos, o sus déficits no les permiten hacerlo, por lo que, verán ralentizados su desarrollo si esto no se favorece.

Cuando el niño no tiene alguna habilidad para acceder a la clase habitual, suele tener un apoyo especializado fuera del aula. Pero ¿se está dando a este niño las mismas oportunidades de interacción, elección y acceso a la ocupación?

Otro ejemplo de la necesidad de justicia social es con los adultos jóvenes con daño cerebral adquirido. En muchas ocasiones, son personas en edad laboral que su afectación física y/o cognitiva no les permite reincorporarse a su trabajo previo, con lo cual, no pueden acceder a una ocupación productiva que les permita sentirse realizados y gestionar su propia vida. Pero, además, la sociedad no cuenta con recursos apropiados para este tipo de situaciones sobrevenidas, limitando las posibilidades de elección de estas personas.

Todas estas cuestiones se encuentran enmarcadas por una serie de desigualdades e injusticias que preocupan a la Terapia Ocupacional. Desde nuestra profesión trabajamos desde abordajes que se centran en las oportunidades de las personas dentro de su comunidad, favoreciendo de esta manera su autonomía desde el empoderamiento, el autocontrol y el sentido de pertenencia, a través de la realización de las ocupaciones que las personas quieren y necesitan hacer.

Nueva llamada a la acción

Alicia de la Cal Herrera, Elisa Bullón Benito, Marta Salgado Elviro y Olga I. Fernández Rodríguez son profesoras del grado en terapia Ocupacional de la UEMC.

Publicado el 26 de octubre del 2022 - Actualizado el 26 de octubre del 2022
Categorías: TERAPIA OCUPACIONAL

¿Te ha gustado el artículo?
No se te olvide compartir en redes sociales

Suscríbete a nuestro blog