¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?
    NUTRICIÓN  | 3 MIN DE LECTURA

    Alimentación saludable y verano: helados caseros naturales

    Picture of Paula Crespo Escobar
    Escrito por:
    Paula Crespo Escobar
    Profesora del grado en Nutrición humana y dietética
    Polos naturales, saludables y caseros, de todos lso colores y sabores, sobre una superficie morada

    Con la llegada del verano, nuestra rutina diaria en general experimenta cambios que influyen en nuestra alimentación: aumentan los momentos de ocio, las comidas fuera de casa, la alteración de horarios de comida, y en general, el descuido de los buenos hábitos para mantener una vida saludable. Además, las vacaciones de verano, igual que otras épocas del año, como la Navidad, se suelen relacionar con cambios en la alimentación y sus consecuencias: aumento de peso.

    Sin embargo, disfrutar al máximo del verano es totalmente compatible con el cuidado de nuestra alimentación y salud, solo es cuestión de voluntad y planificación.

    Para ello, desde la Universidad Europea Miguel de Cervantes os damos algunas claves para mantener nuestros hábitos saludables durante el periodo estival y un recetario de helados naturales caseros, rápidos de hacer y muy apetecibles, elaborado por los estudiantes de 2º y 3º curso del grado en Nutrición Humana y Dietética. Porque refrescarse a diario con helados caseros, también es compatible con una buena alimentación.

    Granizado de sandía y lima, casero y saludable

    Claves para mantener nuestros hábitos saludables durante el periodo estival:

    1. Hidratación: es fundamental mantener un buen estado de hidratación. Para ello, debemos aumentar la ingesta de agua y de frutas y hortalizas que podemos tomar en forma de gazpacho, batidos, o sopas frías.

    2. Eliminar bebidas calóricas y alcohólicas: ambas deshidratan. En situaciones sociales, tenemos múltiples opciones saludables para sustituir por bebidas azucaradas y alcohólicas: agua con gas, hielo y limón, batidos de frutas naturales con hielo, cerveza sin alcohol, aguas aromatizadas con rodajas de frutas, té frío, granizados naturales sin azúcar.

    3. Anticiparnos al picoteo: los eventos sociales, van asociados al consumo de alcohol y picoteo descontrolado. Es importante, ser conscientes de ello y adelantarnos. Si pedimos alguna bebida de las indicadas en el punto anterior, y sabemos que nos van a sacar algo de picar, podemos adelantarnos y pedir que nos saquen frutos secos tostados o naturales o encurtidos, en vez de snacks fritos.

    dieta-saludable-verano

    4. Consumir frutas y hortalizas de temporada: en época estival, encontramos abundancia de frutas y hortalizas que, además de hidratarnos, son muy bajas en calorías y muy ricas en vitaminas. Debemos incorporarlas a nuestras comidas principales.

    5. Planificación y previsión: para evitar recurrir a comprar cualquier cosa cuando nos entre el hambre, en la piscina o en la playa o de viaje, podemos planificar con antelación nuestro día y llevar una bolsa con frutos secos naturales, un tupper con fruta cortada, una pieza de fruta siempre en el bolso o mochila, palitos de verduras cortados (pepino, apio, zanahoria, calabacín, etc) o tomates cherry.

    6. Evitar las compensaciones y restricciones: un error muy común antes, durante y después del verano es recurrir a dietas restrictivas o compensaciones alimentarias cuando consideramos que nos hemos pasado un día comiendo. Esto es importante evitarlo, ya que no aporta ningún beneficio incluso puede acarrearnos problemas a largo plazo. Es muy importante que si queremos perder peso o aprender a comer, nos pongamos en manos de profesionales cualificados: un dietista-nutricionista. Y evitemos caer en dietas restrictivas, métodos que ofrecen resultados milagrosos o productos adelgazantes.

    DESCUBRE EL GRADO EN NUTRICIÓN HUMANA Y DIETÉTICA

    Helados caseros: aptos para todos los públicos

    Con la llegada del calor, a la mayoría de nosotros, nos apetece refrescarnos con un helado fresco y sabroso, pero ¿cuál es el problema? que la mayoría de helados comerciales tienen una composición nutricional poco recomendable, con un aporte escaso de nutrientes y muy ricos en azúcares y grasas, lo que hace que su consumo no sea recomendable.

    Sin embargo, esto no debe ser una limitación para poder consumir helados en verano- ¿Cómo podemos hacerlo?- preparando heleados caseros: fáciles de hacer y fácil de controlar los ingredientes. Además, son una buena manera de incorporar frutas de temporada a diario en nuestra alimentación.

    Para facilitarnos esta tarea, los estudiantes de 2º y 3º curso del grado en Nutrición Humana y Dietética han elaborado un recetario de helados caseros con ingredientes saludables, muy rápidos de hacer y muy apetecibles. Además, para demostrar los múltiples beneficios de los ingredientes utilizados, junto a cada receta se han incluido las propiedades nutricionales de cada uno de los elementos que contienen los helados.

    DESCARGA 13 DELICIOSAS RECETAS PARA HACER HELADOS SALUDABLES

    Descarga el recetario, ¡y a disfrutar comiendo!

    Nueva llamada a la acción

    Publicado el 20 de agosto del 2020 - Actualizado el 24 de agosto del 2020
    Categorías: NUTRICIÓN

    ¿Te ha gustado el artículo?
    No se te olvide compartir en redes sociales

    Suscríbete a nuestro blog