¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?
    INGENIERÍA INFORMÁTICA  | 3 MIN DE LECTURA

    Así era la informática en los 80

    Picture of Sonia Garrote Fernández
    Escrito por:
    Sonia Garrote Fernández
    Profesora del grado en Ingeniería Informática
    Antiguo PC de los años 80

    La moda de la década de los 80 ha vuelto como tendencia, ya venía empujando desde hace unos años, pero ha sido en este 2020 cuando a mí se me ponen un poco los pelos de punta cada vez que entro en cualquier tienda de las principales marcas. Y me pasa esto, no solo por lo horripilante que fue esta década en la moda -aunque a los jóvenes de ahora les encante, cuando vean sus fotos dentro de diez años dirán: ¿cómo me pude poner yo esto? - sino porque me acuerdo tanto de mis inicios en la informática en los 80 y los comparo con la situación actual y me emociono, y los pelos de punta también se te ponen cuando te emocionas.

    Me acuerdo de las unidades de almacenamiento de información cuando empecé a usar un ordenador por primera vez. Cuando inicié mis estudios de informática, ni siquiera había discos duros en el ordenador que teníamos en clase. Y, aunque el disco duro ya se había inventado en 1956 por IBM, no fue hasta principios de la década de los 80 que no aparecieron los primeros discos duros para ordenadores personales –PC-, y muy pocos nos podíamos permitir el coste añadido de un ordenador personal con disco duro.

    ASÍ ES EL GRADO EN INGENIERÍA INFORMÁTICA DE LA UEMC

    La mayoría de los estudiantes de Informática en los 80 y otros usuarios finales, trabajábamos con ordenadores en los que el sistema operativo se cargaba desde disquetes o unidades extraíbles de almacenamiento. Una vez cargado el sistema operativo, podías cargar los programas usando otros disquetes, en el mejor de los casos sólo necesitabas al menos un disquete más para acceder a tu programa y cargarlo en la memoria RAM del ordenador.

    Inicialmente teníamos los disquetes de 5 ¼ púlgadas, luego llegaron los de 3 ½ , estos últimos se han mantenido en uso bastante tiempo desde 1971 hasta el 2000. Ya nos pareció un super avance pasar del 5 ¼ al 3 ½. Luego vinieron las unidades zip y hasta ahora, en el que cualquier ordenador de sobremesa o cualquier ordenador portátil viene con discos duros incorporados capaces de almacenar grandes cantidades de datos. Imagínate lo que podías hacer con una capacidad de almacenamiento de 1,44 MB (Mega Bytes) en 1987 que te daba un disquete de 3 1/2 de alta densidad –me río yo de lo de alta densidad- y lo que puedes hacer ahora con capacidades mayores; lo normal en un ordenador de sobremesa es tener entre 850Gb y 1 TB (Tera Byte).

    Conjunto de disquetes de colores

    Actualmente las dos tecnologías de disco duro para ordenadores personales son: discos duros HDD (Hard Disk Drive), un clásico que ya lleva con nosotros muchos años -cuidado que en informática muchos años pueden ser 2- mejorando progresivamente las velocidades de acceso y las capacidades de almacenamiento; y los discos duros SSD (Solid State Drive). 

    Además, los precios de estos discos duros son bastante razonables, por menos de 50 € puedes comprar un disco duro HDD de 1TB. Algún freaky o nostálgico es capaz de pagar mucho más que esto por conseguir una disquetera clásica, en algunos casos hasta 800€ por determinados modelos. Oh my Good!, esto es como entrar en las tiendas de ropa y comprarte unos pantalones de tiro alto patrón años 80 de la colección Prêt-à-porter de YSL y que te cobren 500€. Piensas, ¿por qué llevaría a Cáritas mis 5 vaqueros idénticos a estos, en distintos lavados posibles, cuando pasé a la década de los 90?, seguro que lo hice por falta de espacio en el armario.

    Y es que el espacio en tus armarios es finito al igual que el de un disco duro, aún hoy no podemos contravenir las leyes de la física o la llamada Frontera Bekenstein. Ya veremos cómo evoluciona la investigación en tecnologías cuánticas que nos permitirían rozar el almacenamiento de datos infinito. Sin embargo, para las prendas de vestir seguiremos necesitando almacenes como los de la gran coleccionista de moda Sandy Schreier,  ¿o no?

    Nueva llamada a la acción

    Publicado el 4 de diciembre del 2020 - Actualizado el 10 de diciembre del 2020

    ¿Te ha gustado el artículo?
    No se te olvide compartir en redes sociales

    Suscríbete a nuestro blog