¿Te llamamos o te enviamos un WhatsApp?
    CAFD  | Máster Poblaciones Especiales  | 3 MIN DE LECTURA

    Descubre el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la UEMC

    Picture of Juan Martín Hernández
    Escrito por:
    Juan Martín Hernández
    Profesor del grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte
    Un deportista equipo con una máscara para el análisis de captación de gases momentos antes de realizar un ejercio de esfuerzo

    Desde este año, la Universidad Europea Miguel de Cervantes cuenta, entre sus instalaciones, con un Laboratorio de Fisiología del Ejercicio, también conocido como Laboratorio de Fisiología del Esfuerzo. Se trata de un espacio polivalente, concebido para la docencia, la formación de investigadores y el desarrollo de proyectos de investigación en el área de Ciencias de la Salud.

    Su principal objetivo es el de estudiar las respuestas y adaptaciones que se producen en un sujeto cuando este es sometido a un gran esfuerzo físico. Una técnica utilizada tradicionalmente entre deportista profesionales o de alto rendimiento que sin embargo se empieza a popularizar cada vez más entre todo tipo de deportistas. 

    Un deportista realiza una prueba de esfuerza en el Laboratorio de Laboratorio de Fisiología del Ejercicio bajo la atenta mirada de dos investigadores de la UEMC

    Funciones

    El laboratorio se emplea como un espacio de docencia, investigación y atención a poblaciones especiales y está diseñado para poder atender a las demandas que plantea cada uno de estos usos.

    En este aula se imparte docencia de asignaturas como Biomecánica y Fisiología del Ejercicio o Prescripción de Actividad Física en Poblaciones Especiales del grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. También está a disposición de la docencia del Máster Universitario en Innovación e Investigación en Actividad Física en Poblaciones Especiales y, finalmente, de tercer ciclo en el Doctorado de Investigación en Actividad Física y Salud en Poblaciones Especiales. Los espacios del laboratorio están concebidos para que coexistan áreas de demostración y observación.

    DESCUBRE EL MASTER EN INNOVACIÓN E INVESTIGACIÓN EN POBLACIONES ESPECIALES

    Fuera de las horas de docencia, este laboratorio de valoración fisiológica se emplea como espacio de investigación, donde desarrollan su actividad grupos de investigación de la Facultad de Ciencias de la Salud como el i+HeALTH, el GIDFYS o el GIEN. En numerosas ocasiones, las intervenciones de estos grupos de investigación implican la realización de actividad física en el interior del laboratorio, por lo que éste cuenta con equipamiento auxiliar, como cicloergómetros y una colección de entrenamiento funcional, compuesta por pesas rusas o kettlebells, bandas de resistencia elástica, máquinas de placas, etc. La sala está, además, climatizada y cardioprotegida.

    Equipamiento

    El Laboratorio de Fisiología del Ejercicio cuenta con un tapiz rodante inclinable y declinable equipado con un electrocardiógrafo. Este material es comúnmente empleado en clínicas y hospitales para llevar a cabo protocolos de esfuerzo y observar la respuesta cardíaca. El equipamiento se completa con un analizador de gases.

    Como su propio nombre indica, este instrumento es capaz de analizar la mezcla de gases espirados, permitiéndonos conocer el perfil metabólico del esfuerzo de un paciente o un deportista, así como la máxima cantidad de oxígeno que es capaz de consumir durante el ejercicio. Los valores obtenidos en esta prueba son empleados para determinar el nivel de riesgo cardíaco que podría entrañar la participación de un individuo en un programa de actividad física, el ajuste de cargas de entrenamiento o el seguimiento de programas para la mejora de la capacidad funcional, entre otros.

    electromiografo-uemc

    Para la valoración de la función muscular se dispone de un electromiógrafo. Cuando se contrae, la musculatura produce señales eléctricas imperceptibles, que a través de electrodos de superficie son capaces de recoger y presentar a través de su correspondiente aplicación de escritorio. La lectura electromiográfica permite estudiar la interacción entre los sistemas nervioso y muscular, que puede verse alterada por distintas intervenciones o patologías. Esta interacción ofrece una perspectiva del funcionamiento muscular, aunque hay otras que también revisten interés, como la valoración de la fuerza máxima. Para ello, el laboratorio está equipado con una máquina Smith: una máquina que permite el movimiento vertical con guías de seguridad. Así, es posible valorar la fuerza máxima en gestos como el press de banca, la sentadilla o el peso muerto en poblaciones que no puedan expresar niveles muy elevados de fuerza máxima. Para otras poblaciones, como los deportistas, existen otros espacios y equipos habilitados al efecto en la Universidad.

    CONOCE EL GIMNASIO DE LA UEMC

    Finalmente, el laboratorio dispone de un ecógrafo, que permite la valoración de la estructura muscular. Con el ecógrafo pueden analizarse cambios en el tamaño muscular a través de cortes transversales de la musculatura de interés, así como cambios en su organización interna, a través de la valoración de la arquitectura muscular.

    Con las técnicas adecuadas, también puede analizarse la estructura de otros componentes musculares, como los tendones o las fascias. La sonda lineal con la que el ecógrafo está equipado permite también la valoración estructural y funcional del sistema vascular periférico gracias su módulo Doppler.

    Nueva llamada a la acción

    En definitiva, el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio es un espacio diseñado para compartir, experimentar y aprender de una forma activa, donde se dan cita alumnos, profesores, pacientes, deportistas y todo aquel a quien el ejercicio o el deporte conduzca hasta la Universidad.

    Publicado el 9 de septiembre del 2020 - Actualizado el 17 de septiembre del 2020

    ¿Te ha gustado el artículo?
    No se te olvide compartir en redes sociales

    Suscríbete a nuestro blog